Antropogogía y metodología de la investigación
Odos, métodos y metodologías de la construcción y deconstrucción de los aprendizajes


Inicio

WeBlog:

Antropogogía

Rodolfo_J.Rodríguez

rodolfojrr@gmail.com

about.me/rodolfojrr


Suscríbete al blog



Categorías
Antropogogía [2] Sindicar categoría
Antropogogía crítica [4] Sindicar categoría
Bibliografía [2] Sindicar categoría
Bioantropogogía [2] Sindicar categoría
Didáctica infomediática [3] Sindicar categoría
Dinámica de grupos [1] Sindicar categoría
Educación inclusiva [4] Sindicar categoría
Epistemología [1] Sindicar categoría
Estado de la educación costarricense. [8] Sindicar categoría
Estilos APA [2] Sindicar categoría
Evaluación de los aprendizajes [1] Sindicar categoría
Evaluación institucional [1] Sindicar categoría
Gramática y ortografía [2] Sindicar categoría
Investigación cualitativa [3] Sindicar categoría
Leyes y reglamentos [1] Sindicar categoría
Marco lógico [1] Sindicar categoría
Marco metodológico [1] Sindicar categoría
Marco teórico [1] Sindicar categoría
Metodología de la investigacón [2] Sindicar categoría
Planificación curricular [1] Sindicar categoría
Planificación didáctica [4] Sindicar categoría
Psicoantropogógía [7] Sindicar categoría
Redacción y estilo [2] Sindicar categoría
Taxonomías de objetivos [1] Sindicar categoría

Archivos
Junio 2009 [1]
Mayo 2009 [1]
Marzo 2009 [14]
Febrero 2009 [3]
Noviembre 2008 [15]
Octubre 2008 [19]

Sindicación (RSS)
Artículos
Comentarios

 


Investigación cualitativa


Métodos etnográficos - cualitativos

Diseño para una investigación etnográfica                                                                                                                                
     
Etnografía                                                                                                                            

La investigación etnográfica en educación especial
 

 

Por Episteme - 11 de Noviembre, 2008, 14:48, Categoría: Investigación cualitativa
Enlace Permanente | Referencias (0)

Los grupos focales como método cualitativo de investigación

Estrategia de grupo focal o Focus Group
en el área de mercadotecnia realizado con estudiantes jóvenes.
Parte 1.
Estrategia de grupo focal o Focus Group
 en el área de mercadotecnia realizado con estudiantes jóvenes.
Parte 2.

Métodos cualititativos de investigación:

Los grupos focales


Ramíres, Miguel A.(2008) Grupos focales.[En línea]. Disponible en: Escuela de Negocios. Revista de CESUN Universidad. Número 1. Volumen 1. Abril 2008. Tijuana Baja California, México. Disponible en: http://www.cesununiversidad.aplicacionesweb.us/revistanegocios/descargas/Grupos%20focales-Miguel%20A%20Ramirez.pdf [10/2008]

Reyes, Tomáz(2000). Métodos cualitativos de investigación: los grupos focales y el estudio de caso.[En línea] Universidad de Puerto Rico, Recinto de Rio Piedras.En: Forum Empresarial(CICIA). Volumen 4.2 75-87. Disponíble en: http://cicia.uprrp.edu/forum/Vol.%204.2/4.pdf [10/2008]


Métodos cualitativos de investigación:

Los grupos focales y el estudio de casos

Tomás Reyes, Ph.D.

Resumen:

La investigación cualitativa ha cobrado popularidad a raíz de los cambios paradigmáticos que se experimentan en la actualidad. Este trabajo expone las bases conceptuales de las cuales se deriva la investigación cualitativa. Diversas técnicas de investigación cualitativa son enumeradas y se examina dos ellas a fondo: los grupos focales y el estudio de caso. El trabajo concluye identificando diversos usos propios del modelo de investigación cualitativa y expone algunos de los supuestos del modelo asociados a asuntos críticos como la validez y la confiabilidad.

Introducción:

Las maneras de investigar, así como los problemas que se investigan y los resultados del descubrimiento científico varían de acuerdo a los tiempos. En la actualidad, los métodos cualitativos de investigación gozan de prestigio y experimentan una gran popularidad, pero hasta hace poco ese reinado le pertenecía única y exclusivamente al positivismo científico norteamericano y a la medición cuantitativa.

Ese cambio de parecer respecto al modo de hacer ciencia, responde a una multiplicidad de factores de entre los cuales los más sobresalientes son el desarrollo de la tecnología y la insatisfacción que existía con la práctica de abordar el objeto de estudio desde los conceptos, el lenguaje, los valores, los intereses y la perspectiva del investigador.

Contrario a ese enfoque, denominado "ético", la investigación cualitativa exige el reconocimiento de múltiples realidades y trata de capturar la perspectiva del investigado. De acuerdo con Fetterman (1989), la documentación de múltiples perspectivas de la realidad, se considera crucial para entender el porqué la gente piensa y actúa de diferentes formas. Esto no significa que los métodos cuantitativos estén en desuso y que deben ser considerados una equivocación en el desarrollo de la ciencia. Por el contrario, significa el reconocimiento de cómo una metodología más vasta permite descubrir diversas dimensiones del ente de estudio.

En la actualidad la hegemonía de un particular método de investigación priva a los científicos sociales de una variedad de otras estrategias para aproximarse al objeto de estudio que tienen igual reclamo al denominativo de ciencia. No existe lógica alguna que demande un compromiso unilateral con un método de investigación en particular. La dependencia en una base teórica y metodológica exclusivista, le niega al campo de la investigación la vitalidad de otros enfoques que han demostrado ser científicamente desafiantes y de utilidad para los consumidores de la ciencia.

II. La investigacion cualitativa

Un grupo de investigadores de varias instituciones prestigiosas como la Graduate School of Public Policy de la Universidad de California en Berkeley, el Institute for Theory and Social Studies of Science en la Universidad de Viena, el Center for Interuniversity Research on Science and Technology, de la Universidad de Québec en Montréal y la Universidade de Sáo Paulo en Brasil sostienen que en la actualidad se experimenta el surgimiento de una forma nueva de producir el conocimiento y, por consiguiente, de hacer ciencia (Gibbons et al., 1994).

Esta nueva forma se caracteriza por operar en un contexto en el que los problemas de investigación no son dictados por una disciplina en particular, sino que emergen dentro de un contexto aplicado. Es decir, en el mundo de las organizaciones y la sociedad de mercado. Además, esa forma nueva de hacer ciencia se caracteriza por ser transdisciplinaria en lugar de mono o multidisciplinaria; es más heterogénea que homogénea; es más multiforme y temporal que jerárquica y permanente; es más responsable socialmente y reflexiva que distanciada de su entorno.

Esta nueva forma no se limita a una metodología positivista de investigación, sino que incorpora los métodos cualitativos desarrollados originalmente en la antropología (Malinosky, 1922) y la sociología (Douglas, 1970).

Posteriormente estos métodos fueron incorporados a la etnometodología (Garfinkel, 1975) y a la etnografía en escenarios organizacionales (Schwartzman, 1993). En la actualidad, los métodos cualitativos se han articulado en un paradigma de orientación fenomenológica que suscribe una perspectiva multicultural y la aceptación de múltiples realidades.

Según ese paradigma, las personas actúan guiadas por sus percepciones individuales y tales acciones tienen consecuencias reales. Por consiguiente, la realidad subjetiva que cada individuo ve, no es menos real que una realidad definida y medida objetivamente (Fetterman, 1989). El investigador cualitativo está interesado en entender y describir una escena social y cultural desde adentro, desde la perspectiva émica. Mientras más cerca llegue el investigador a entender el punto de vista del actor social, mejor la descripción y mejor la ciencia. En esa gestión, el investigador se convierte en una especie de científico y narrador al mismo tiempo.

La investigación cualitativa es la ciencia y el arte de describir un grupo o una cultura. Esta tarea es similar a la de un periodista investigativo que entrevista a personas reconocidas, revisa récords, considera la credibilidad de la opinión de una persona contra la opinión de otra persona, busca los lazos entre intereses especiales y las organizaciones, y escribe la historia para un público concernido así como también para sus colegas profesionales.

A diferencia del periodista investigativo, quien estudia y escribe sobre lo sensacional y lo poco usual, el investigador cualitativo estudia los asuntos cotidianos. Aquellos patrones del comportamiento y el pensamiento humanos que ocurren en el día a día. Los investigadores cualitativos son reconocidos por su capacidad para mantener una mente abierta ante los grupos o culturas que estudian, sin que ello implique falta de rigor científico alguna. Esto no significa que el investigador cualitativo no se aproxima a su objeto de estudio con unas bases conceptuales pensadas.

Se dice que los investigadores cualitativos entran al campo de estudio con una mente abierta, no con una mente vacía. La capacidad de mantener una mente abierta le permite al investigador cualitativo explorar fuentes de datos que no fueron consideradas al momento de diseñar el estudio. Más aún, la investigación cualitativa permite múltiples interpretaciones de la realidad, así como interpretaciones alternativas de los datos a través del tiempo.

La investigación cualitativa es un enfoque particularmente valioso porque problematiza las formas en las que los individuos y los grupos constituyen e interpretan las organizaciones y las sociedades. La investigación cualitativa , además, facilita el aprendizaje de las culturas y las estructuras organizacionales porque le provee al investigador formas de examinar el conocimiento, el comportamiento y los artefactos que los participantes comparten y usan para interpretar sus experiencias (Schwartzman, 1993).

Los métodos cualitativos de investigación han demostrado ser efectivos para estudiar la vida de las personas, la historia, el comportamiento, el funcionamiento organizacional, los movimientos sociales, y las relaciones interaccionales (Strauss & Corbin, 1990).

Jacob (1987, 1988) ha categorizado las diversas tradiciones en la investigación cualitativa en seis orientaciones principales: la etología humana, la psicología ecológica, la etnografía holística, la antropología cognitiva, la etnografía de la comunicación, y el interaccionismo simbólico.

1. La etología humana: busca entender la extensión del comportamiento humano. Los datos son recopilados mediante la observación y analizados cuantitativamente.

2. La psicología ecológica: enfatiza la interacción de las personas y el ambiente en la producción del

comportamiento. Descansa en la observación de datos suplementada con récords de los especímenes.

3. La etnografía holística: busca entender el rol de la cultura mediante el empleo de la obseervación partícipe. Estos etnógrafos tratan de descubrir y documentar la perspectiva de los participantes.

4. La antropología cognitiva: asume que la perspectiva de los participantes está organizada en categorías

cognoscitivas o semánticas que le imprimen significado y que están sistemáticamente relacionadas la unas

con las otras.

5. La etnografía de la comunicación: se centra en datos sobre interacciones verbales y no verbales,

descansando en la observación de los participantes y la grabación audiovisual de dichas interacciones.

6. En el interaccionismo simbólico: el interés es entender cómo los individuos hacen sentido en su interacción con otros. El énfasis es en las presiones de la significación en la organización social.


Las destrezas que necesita un investigador para realizar una investigación cualitativa son la sensibilidad teórica y social, la habilidad para mantener distancia analítica, destrezas finas de observación, y destrezas poderosas de interacción social. Según Strauss & Corbin (1990), el investigador cualitativo debe ser "conocedor de los datos y la teoría, y al mismo tiempo capaz de escapar los aspectos de su propio trabajo que puedan bloquear la nueva perspectiva, el presentimiento, la intuición, la idea brillante, o la formulación teórica diferente".

III. Validez y confiabilidad

En las ciencias sociales, al igual que en las ciencias naturales, la validez y la confiabilidad son los criterios claves mediante los cuales se puede evaluar una particular metodología. En general, el quehacer científico se ha caracterizado por un discurso de la investigación en el cual la validez es vista como un ingrediente tangible del que si uno puede adquirir una cantidad suficiente, uno ha ganado el juego llamado investigación científica.

Particularmente si dicho ingrediente es adquirido mediante la aplicación de técnicas "apropiadas". Un análisis crítico de la literatura disponible arroja dos conclusiones fundamentales sobre el concepto de validez.

En primer lugar, que hasta el momento la validez ha sido tratada como una variable hipotética de naturaleza correlacional. Esto es, que la validez es un atributo inferido de la correlación que pueda obtenerse entre variables.

Por ejemplo, las puntuaciones de los reactivos de una prueba y otros criterios como la puntuación total de la prueba, las puntuaciones de otras pruebas y alguna otra puntuación que represente un criterio o una conducta.

En segundo lugar, que la validez no es un concepto absoluto, sino que está determinado por el contexto situacional y el uso para el cual se determina la prueba (Cirino, 1984; Cronbach, 1960). En este sentido, más que con un número, la validez tiene que ver con la verdad, con la fuerza, y con el valor del trabajo científico. La validez es como la integridad, como el carácter, o la calidad de una cosa, que deben ser determinados en relación al propósito y las circunstancias en las que ocurren (Brinberg y McGrath, 1985).

Además de la validez, el otro criterio clave de toda gestión científica es su confiabilidad. En el marco positivista la confiabilidad es expresada en términos de un coeficiente; bien como la correlación entre dos medidas obtenidas de la misma forma, o bien como el error estándar de la medición.Según Anastasi (1988), en su sentido más amplio la confiabilidad indica el grado en el cual las diferencias individuales pueden atribuirse a diferencias verdaderas en las características bajo estudio y el grado en que pueden atribuirse a errores de medición.

El problema con dichas atribuciones es que a pesar de ser construcciones conceptuales, están representadas por datos numéricos que no resultan útiles para conocer la naturaleza de las diferencias individuales observadas, ni a qué variables está asociado el error en la medición.

Kirk y Miller (1986), distinguen entre tres tipos de confiabilidad: la confiabilidad quijotesca, la confiabilidad diacrónica y la confiabilidad sincrónica.

La confiabilidad quijotesca se refiere a las circunstancias en las que un sólo método de observación arroja una medida que no varía

La confiabilidad diacrónica se refiere a la estabilidad de una observación a través del tiempo

La confiabilidad sincrónica se refiere a la similaridad de las observaciones dentro de un mismo periodo de tiempo.

Al igual que en la investigación cuantitativa, en el marco de la investigación cualitativa, la confiabilidad es la probabilidad de obtener los mismos resultados dentro de un mismo periodo de tiempo, o resultados relacionados a través del tiempo. La diferencia entre la confiabilidad cuantitativa y la confiabilidad cualitativa es que en la primera, la confianza está puesta en un número; mientras que en la segunda, la confianza reside en la apreciación del binomio usuario/investigador.

En fin, la validez y la confiabilidad no son algo que uno pueda adquirir mediante el uso de un conjunto de técnicas particulares, sino un concepto que designa un estado ideal al que debe aspirar todo esfuerzo por descubrir y producir el conocimiento.

IV. Metodologia cualitativa

Con frecuencia se utilizan los términos "método de investigación" y "técnicas de investigación" como sinónimos. En ocasiones esa flexibilidad en el uso del lenguaje ha conducido a algunos a confundir los procedimientos estadísticos con el paradigma cuantitativo. Un método es un concepto que designa la adecuacidad entre la actividad de investigar y las bases teóricas que sustentan la investigación. Mientras que una técnica de investigación es la herramienta para recopilar datos.

El método o métodos de investigación cualitativa se caracteriza por integrar una variedad de técnicas para obtener información.

Una de las técnicas iniciales fue la entrevista no-directiva en la que, contrario a la directiva, el entrevistado tenía un rol activo. El énfasis reside en alinearse con la realidad del estrevistado.

Los procedimientos no-directivos se inician con un conjunto de supuestos limitados. Además, las entrevistas no-directivas utilizaban preguntas abiertas y ocurrían dentro de un ambiente que le permitía a los participantes contestar sin límites ni claves sobre las categorías de respuesta que se esperaban (Krueger, 1991).

Contrario a la entrevista directiva, de carácter estructurado y la cual era dominada por el Entrevistador, los acercamientos abiertos le ofrecían al investigado una oportunidad amplia para comentar, para explicar y compartirsus experiencias y sus actitudes (Krueger, 1991). Entre las técnicas de investigación cualitativa conocidas se encuentran las siguientes:

La Observación Partícipe

La Entrevista

Los Informantes Claves

Las Biografías

La Revisión de Documentos Oficiales

El Estudio de Caso

Los Grupos Focales

Los Cuestionarios

Cada técnica tiene la capacidad de modificarse y ajustarse a las necesidades de la investigación. Por ejemplo, la entrevista puede ser grupal, individual, grabada, filmada o escrita. Dos de las técnicas utilizadas con frecuencia son el grupo focal y el estudio de caso.

El grupo focal

El Grupo Focal es una de las técnicas para recopilar información de los métodos cualitativos de investigación. Un grupo focal puede definirse como una discusión cuidadosamente diseñada para obtener las percepciones sobre una particular área de interés (Krueger, 1991).

Los grupos focales están enraizados en una tradición desarrollada a partir de 1930 que intentaba conocer los mundos a través de las personas que los viven. Algunas de las áreas que se han beneficiado del uso de los grupos focales son la Planificación Estratégica, la Identificación de Necesidades, y la Evaluación de Programas.

Para los profesionales que quieren mejorar los programas y la prestación de servicios, los grupos focales pueden proveerles información sobre las precepciones, los sentimientos, y las actitudes de los clientes sobre sus programas (Krueger, 1991). La capacidad de enfocarse en el cliente puede hacer la diferencia entre la capacidad de una empresa para mantenerse o desaparecer del mercado. Los autores Peters y Waterman (1982) atribuyen una parte de la excelencia en las industrias norteamericanas a su capacidad para mantenerse enfocados en los clientes.

Según Krueger (1991), la entrevista de grupo focal funciona porque incide en las tendencias humanas. Las actitudes y las percepciones relacionadas con los productos, los servicios, o los programas que tienen las personas, son desarrollados en parte en su interacción con otras personas. La evidencia de los grupos focales sugiere que las opiniones de un individuo pueden cambiar en el curso de la discusión con otros porque las personas influyen las unas a las otras por medio de sus comentarios. Los analistas de grupos focales pueden descubrir más información sobre cómo dicho cambio ocurrió y la naturaleza de los factores influyentes. De esta manera el científico tiene la posibilidad de influir en el cambio por voluntad propia (Krueger, 1991).

La intención de los grupos focales es promover la autoapertura entre los participantes. Para algunos individuos, la auto-exposición les resulta fácil, natural y cómodo para otros, les resulta difícil e incomoda, porque la auto-exposición requiere confianza, esfuerzo, y coraje (Krueger, 1991).

Los grupos focales se caracterizan por estar constituidos por personas que poseen ciertas características en común que proveen datos o información de naturaleza cualitativa mediante su participación en una discusión enfocada (Krueger, 1991). Estos deben ser lo suficientemente pequeños como para permitir la oportunidad a cada participante de compartir su discernimiento de las cosas, y a la vez lo suficientemente grande como para proveer diversidad de percepciones.

Los procedimientos cualitativos como los grupos focales o las entrevistas individuales, capacitan al investigador para alinearse con el participante y descubrir cómo la persona ve la realidad. Al igual que otros procedimientos de las ciencias sociales, la validez de los grupos focales depende de los procedimientos usados y del contexto donde son usados.

Entre las ventajas de los grupos focales están las siguientes:

1. Los grupos focales son socialmente orientados y sitúan a los participantes en situaciones reales y naturales versus las condiciones rígidamente estructuradas de las situaciones experimentales.

2. El formato de las discusiones en los grupos focales le ofrece al Facilitador o Moderador la flexibilidad

necesaria para explorar asuntos que no hayan sido anticipados.

3. Los grupos focales poseen validez aparente, la técnica es fácil de entender y los resultados son creíbles para los usuarios de la información.

4. El costo de las discusiones de grupo focal es relativamente bajo.

5. Los grupos focales son ágiles en la producción de sus resultados.

6. Los grupos focales le permiten al investigador aumentar la muestra de estudio sin aumentar dramáticamente el tiempo de investigación.

En Puerto Rico, al igual que en otros mercados, el uso de los grupos focales se ha limitado principalmente al sector de la venta y la publicidad. En algunas excepciones, los grupos focales han sido utilizados para diseñar intervenciones sociales. Por ejemplo, en 1991 la información sobre las causas de la deserción escolar obtenida mediante el uso de grupos focales fue utilizada para diseñar un programa de prevención denominado Retención Escolar Trabajo y Ocupaciones (RETOS). La efectividad del programa se debió, en gran parte, a la precisión con que se identificaron los elementos de riesgo. Es decir, los generadores de la deserción.

El estudio de un caso

El estudio de caso es un examen intensivo de una entidad individual de una categoría o especie. Esta técnica permite la recopilación e interpretación detallada de toda la información posible sobre un individuo, una sola institución, una empresa, o un movimiento social particular.

Los estudios de caso pueden hacer uso de pruebas en las que se emplea una serie de preguntas diseñadas para conocer la entidad bajo estudio. Más aún, cuando se emplean los estudios de caso como técnica de investigación, la meta no consiste únicamente en conocer la entidad a la que se estudia, sino también conocer la categoría que representa.

Los estudios de caso pueden clasificarse en dos tipos: el primero intenta derivar conclusiones generales a partir de un número limitado de casos; el segundo tipo intenta llegar a conclusiones específicas a partir de un solo caso, debido a la importancia o interés particular de su historia. Yin (1984), distinge tres usos del estudio de caso: el exploratorio, cuyos resultados pueden ser usados como base para formular preguntas de investigación más pecisas o hipótesis que puedan ser probadas; el descriptivo, que intenta describir lo que sucede cuando un producto nuevo es desarrollado o lanzado al mercado; y el explicativo, que facilita la interpretación de las estrategias y procesos que utiliza una compañía en particular.

Este último tipo es sumamente útil para generar teorías, así como para iniciar cambios en una organización. Las observaciones detalladas del estudio de caso permiten estudiar múltiples y variados aspectos con un mismo objeto de examen. Además, el estudio de caso permite examinar cada uno de esos aspectos en relación con los otros, a la vez que verlos dentro de su ambiente total. Esta capacidad de la técnica resulta en una de las ventajas del estudio de caso, la oportunidad que ofrece para desarrollar una visión holística del objeto de estudio.

Otra de las ventajas, y tal vez la más importante, de los estudios de caso es la capacidad que ofrece para aplicar sus resultados. La familiaridad de los gerentes con el lenguaje, los datos y el análisis utilizado en los estudios de caso facilitan el diseño de cualquier intervención. Más aún, la riqueza conceptual y descriptiva de los datos le permite al investigador determinar la aplicabilidad de los hallazgos a sus particulares circunstancias.

Entre las críticas principales señaladas sobre los estudios de caso, como técnica de investigación cualitativa, se encuentran las siguientes:

1) que los estudios de caso no tienen validez estadística,

2) que los estudios de caso pueden utilizarse para generar teorías, pero no para probarlas, y

3) que los estudios de caso no permiten hacer generalizaciones.

Si bien estas críticas parecen lógicas, sólo lo parecen si se miran a través del prisma positivista. Como hemos señalado, la validez científica no descansa en el establecimiento de una correlación sino en la comprensión fundamental de la estructura, los procesos y las fuerzas que mueven al ente de estudio. La capacidad del investigador para adquirir el conocimiento fundamental sobre la organización y sus actores sociales, no descansa en su capacidad para establecer relaciones de causa y efecto, sino en su habilidad para desarrollar un lenguaje común y conceptos apropiados al caso bajo estudio.

Finalmente, la generalización desde una muestra estadística es sólo un tipo de generalización. En la investigación cualitativa la generalización debe abordarse de forma diferente, las posibilidades de generalizar desde un solo caso residen no en lo numeroso, sino en lo abarcador de las medidas (Gummesson, 1991). En ese sentido, la ciencia debe verse como un proceso de descubrimiento continuo que nunca logra alcanzar la verdad última.

V. Conclusion

La complejidad del mundo alrededor nuestro demanda una variedad de técnicas de investigación y una disciplina intelectual y metodológica fuerte, no un compromiso con la hegemonía de una sola modalidad de investigación (Foote Whyte, Greenwood, & Lazes, 1990). El paradigma positivista asume la existencia de una realidad objetiva, es deductivo en su enfoque, y establece sus supuestos sobre las relaciones de antemano.

Por el contrario, las investigaciones de orientación cualitativa son inductivas en su enfoque y se realizan con muy pocos supuestos explícitos sobre las relaciones (Fetterman, 1989). Hasta hace poco cuando se habla de métodos cualitativos de investigación, la idea que se formaba en la mente de los escuchas era el uso de un conjunto de técnicas caracterizadas por la ausencia de procedimientos estadísticos. Es decir, la investigación cualitativa significaba cualquier clase de investigación a cuyos hallazgos no se llegaba por medios estadísticos o de cuantificación (Strauss & Corbin, 1990).

En la actualidad la investigación cualitativa es realizada por investigadores en las ciencias sociales y por profesionales de diversos campos, interesados en asuntos relacionados con el comportamiento y el funcionamiento humanos. Esta modalidad de investigación sirve para estudiar organizaciones, grupos, o individuos. Puede ser llevada a cabo por investigadores trabajando en equipo, por colegas trabajando en pareja o por investigadores solitarios.

Según Strauss y Corbin (1990), los resultados de la investigación cualitativa pueden usarse para:

Aclarar e ilustrar hallazgos cuantitativos

Construir instrumentos de investigación

Desarrollar política pública

Evaluar programas

Proveer información con fines comerciales

Guiar las prácticas de los profesionales

Servir a fines políticos

Servir a fines científicos

La investigación cualitativa representa una nueva forma de pensar y de hacer ciencia. La mayor parte de los investigadores suscriben uno de dos tipos de teoría: el modelo ideal o el modelo materialista. El modelo ideal sugiere que el cambio es el resultado de la actividad mental, los pensamientos y las ideas, mientras que el modelo, materialista sugiere que las condiciones materiales tales como los modos de producción, el dinero, y los recursos ecológicos, son los generadores primarios del cambio.

Según Fetterman (1989), cada modelo tiene aplicación a temas específicos y conduciría a error aplicarlo a problemas que no son apropiados para la investigación cualitativa. Los hallazgos de la investigación cualitativa constituyen una formulación teórica sobre la realidad bajo estudio. Por consiguiente, en lugar de aspirar a reunir un conjunto de números, o un grupo de temas ligeramente relacionados, debe construirse en una teoría que ilumine y sea fiel al área sustantiva del estudio. Lincoln y Guba (1985), proponen cuatro constructos para reflejar más acertadamente los supuestos del paradigma cualitativo: la credibilidad, la transferencia, la confiabilidad y la corroboración.

1. La credibilidad de una investigación es determinada por la precisión con que se identifica y describe el objeto de estudio.

2. La transferencia establece que la responsabilidad de demostrar la aplicabilidad de un conjunto de hallazgos

no resta sobre el investigador original, sino sobre el que trata de aplicar dicho conjunto.

3. La confiabilidad de una investigación es determidada por la consistencia de los resultados a través del tiempo y condiciones cambiantes.

4. La corroboración es uno de los pilares del concepto tradicional de objetividad científica.

En resumen, la investigación cualitativa valora las perspectivas de los investigados sobre sus mundos y busca descubrir esas perspectivas; requiere la inmersión del investigador en la vida cotidiana de su objeto de estudio; visualiza la investigación como un proceso interactivo entre el investigador y el investigado; y es principalmente descriptiva y depende de las palabras y los comportamientos de las personas como fuente de datos primarios (Marshall & Rossman, 1989).

Por lo general la investigación cualitativa consta de los siguientes pasos: el diseño, la recopilación de datos, el análisis de datos, y la retroinformación.

  • El diseño consiste en la formulación de las preguntas de investigación. Estas siempre van a surgir en correspondencia con el uso o aplicación que habrá de hacerse con los resultados. Pueden surgir del interés puramente científico de adelantar el conocimiento, o pueden surgir de la petición de un cliente en específico. El diseño también incluye la selección de la muestra de estudio y la selección de la metodología a usarse. Nuevamente tanto la fuente de la petición como la naturaleza de la investigación inciden en el tipo de muestra, así como en las técnicas de investigación a seleccionarse. Además, el diseño considera toda la logística de la investigación como los materiales, el equipo, su duración, los recursos y el costo del proyecto.

  • La recopilación de datos consiste en las actividades desarrolladas y la administración de las técnicas seleccionadas para recoger la información. La investigación cualitativa siempre se inicia con la inserción del investigador en el entorno estudiado. Tanto en comunidades, como en empresas u otras instituciones, la inserción es un proceso crítico, que tiene que ser negociado, entre el investigador y el investigado.

  • El análisis de datos consiste en la aplicación de diversos procedimientos para organizar e interpretar la información recopilada de forma tal que arroje un retrato fiel de la realidad según la vive el investigado. Entre los procedimientos utilizados están el análisis de contenido, el análisis semántico y el uso de estadísticas no-paramétricas. Cuando la investigación ha sido solicitada para resolver algún problema de una organización en particular, el análisis de los datos es sumamente crítico porque en ocasiones los hallazgos pueden entrar en conflicto con la política o el estilo administrativo.

  • La retroinformación se refiere a la forma seleccionada para trasmitir los resultados de la investigación. Entre las formas frecuentemente utilizadas se encuentran el informe de investigación, la presentación en foros concernidos, y el diseño de intervenciones destinadas a atender el problema o necesidad que inició la investigación.

Cuando la investigación cualitativa está ligada a problemas o necesidades específicas, el científico se convierte en una especie de investigador/consultor que intenta producir resultados utilizables en situaciones reales. En este sentido, la calidad de la investigación se mide no por su adecuación a un modo particular de ver la ciencia, sino por la contribución que sus resultados hacen a la solución del problema de interés.

Referencias:

  • Anastasi, A. (1988). Psychological testing. New York: MacMillan Publishing Company.
  • Brinberg, D. & McGrath, J.E. (1985). Validity and the research process. Beverly Hills; California: Sage.
  • Cirino, Gerena G. (1984). Introducción al desarrollo de pruebas escritas. Rí Piedras: Editorial Bohío.
  • Cronbach, L. J. (1960). Essentials of psychological testing. New York: Harper & Row.
  • Douglas, J. D. (1970). Understanding everyday life. Chicago: Aldine.
  • Marshall, C.; Rossman, G.B. (1989). Designing qualitative research. Beverly Hills; California: Sage.
  • Fetterman, D.M. (1989). Ethnography step by step. Beverly Hills; California: Sage.
  • Garfinkel, H. (1975). The origins of the term ethnomethodology. En R, Turner (Ed.) Ethnography: Selected
  • readings. Middlesex, England: Penguin
  • Gibbons, M.; Limoges, C.; Nowotny, H.; Schwartzman, S.; Scott, P. & Trow, M. (1994). The new production ofknowledge: The dynamics of science and research in contemporary societies. Beverly Hills; California: Sage.
  • Gummesson, E. (1991). Qualitative methods in management research. Beverly Hills; California: Sage.
  • Jacob, E. (1987). The traditions of qualitative research: A Review. Review of Educational Research, 51, 1-50.
  • Jacob, E. (1988). Clarifying qualitative research: A focus on traditions. Educational Researcher, 17, 16-24.
  • Kirk, J. & Miller, M.L. (1986). Reliability and validity in qualitative research. Beverly Hills; California: Sage.
  • Krueger, R.A. (1991). Focus groups: A practical guide for applied research. Beverly Hills; California: Sage.
  • Lincoln, Y.; Guba, E. (1985). Naturalistic inquiry. Beverly Hills; California: Sage.
  • Malinosky, B. (1922). Argonauts of the western pacific. London: Routledge.
  • Schwartzman, H.B. (1993). Ethnography in organizations. Beverly Hills; California: Sage.
  • Strauss & Corbin, (1990). Basic qualitative Research: Grounded Theory Procedures and Techniques. Beverly Hill; California: Sage.
  • Yin, R. K. (1984). Case Study Research. Beverly Hill; California: Sage.

Por Episteme - 9 de Octubre, 2008, 5:28, Categoría: Investigación cualitativa
Enlace Permanente | Comentarios 6 | Referencias (0)

Hacia una posible definición de métodos cualitativos


Hacia una posible definición de métodos cualitativos


  1.  Introducción
   2. La diversidad conceptual de los métodos cualitativos
   3. La definición de su objeto de estudio:
   4. El propósito de los métodos cualitativos como ciencia social
   5. Naturaleza de los procedimientos de la investigación cualitativa:
   6. Breve descripción de los principales métodos cualitativos
   7. Bibliografía

    El presente artículo se propone esbozar algunos elementos para definir los métodos de investigación llamados cualitativos. Desde el planteamiento de su diversidad original, en sentido tanto histórico y social, como epistemológico y metodológico, se intenta hallar los puntos comunes de la metodología cualitativa delimitando su objeto de estudio, su propósito científico y social y la caracterización de sus posibilidades metodológicas. Finalmente, se ofrece un breve resumen de diversos métodos cualitativos.

     

    Introducción

     

    Algunos autores identificados con los métodos cualitativos sostienen una postura crítica contra la metodología de investigación social de corte positivista y el modelo de sociedad que lo sustenta. Por ejemplo, Ferrarotti (1983) rechaza la sacralización de la metodología de investigación, que impide ver los rostros concretos de la gente. Por su parte, Schemelkes (1986) sostiene que la investigación participativa implica una postura integral, en contradicción con la ciencia tradicional. Kincheloe y McLaren (1995) dan un paso más adelante, al señalar que el pensamiento crítico, más que una opción metodológica, supone la intención de superación de un desarrollo desigual de la sociedad, con un gran porcentaje de la población en situación de exclusión, y apuesta por el sueño comunitario como una política deseable.

    Sin embargo, no son desestimables las posiciones que abogan por la complementaridad entre los métodos cualitativos y cuantitativos (Cook y Reichart, 1988; LeCompte, 1995; Dos Santos Filho, 1995), en el sentido de que cada uno de ellos atiende aspectos diferentes de una misma realidad.

    En todo caso, de una u otra forma, los cultores de los métodos cualitativos señalan o dejan entrever una declaración de diferencia con respecto a la investigación tradicional. No obstante, todos coinciden en que los métodos cualitativos deben mantenerse dentro del status de la ciencia social, abocándose específicamente al estudio de fenómenos naturales, de tipo social y cultural (Myers, 1997).

    En el presente artículo, nos proponemos acercarnos a una definición de los métodos cualitativos. Para ello, empezaremos reseñando la problemática existente a la hora de arribar a un concepto único. Proseguiremos buscando los puntos en común de la metodología cualitativa atendiendo tres aspectos básicos de la investigación científica: la delimitación de su objeto de estudio, la definición de su propósito como ciencia y la caracterización de su estrategia metodológica. Finalmente, describiremos brevemente algunos de los principales métodos cualitativos.


    La diversidad conceptual de los métodos cualitativos

     

    La polémica y la discusión constante acompañan los métodos cualitativos desde su plural nacimiento. No hay una definición única de ellos. Sus enfoques y objetivos son tan diversos entre sí como los de la antropología, la sociología, la ciencia política, la administración, las comunicaciones, la educación o la atención sanitaria (Valles, 1997). Sus orígenes son diversos, heterogéneos, desde puntos de vista histórico, social y conceptual. De aquí que se puedan agrupar en diferentes culturas científicas que como tal comparten ciertos principios, enfoques teóricos y valores comunes: fenomenología, hermenéutica, etnografía e investigación acción (Rusque, 1999). Así, diversas orientaciones teóricas han traído una gran variedad de perspectivas teórico metodológicas, (Valles, 1997; Denzin y Lincoln, 1994).

    En definitiva, no existe una única forma de investigación cualitativa, sino múltiples enfoques cuyas diferencias fundamentales vienen marcadas por las opciones que se tomen en cada uno de los niveles: ontológico, epistemológico, metodológico y técnico (RodríguezGómez, Gil Flores y García Jiménez, 1999).

    No obstante esta diversidad, es posible encontrar aspectos comunes que permitirán caracterizar una definición amplia de los métodos cualitativos. Se intentará, en adelante, hallar puntos de encuentro, sin evitar los de desencuentro, en los métodos cualitativos en tanto:


    a)      la definición de su objeto de estudio,

    b)      su propósito como ciencia social y

    c)      la naturaleza de sus procedimientos.

     

    La definición de su objeto de estudio:

     

    Se refiere a la definición de la realidad presente en la investigación cualitativa, es decir, el carácter ontológico de los métodos cualitativos. A continuación, se esbozarán algunos trazos generales.

    La realidad estudiada por los métodos cualitativos comprende lo siguiente:


    1.      La vida diaria, con su complejidad e incertidumbre, ocurre en contextos que son naturales, es decir, tomados tal y como se encuentran, más que reconstruidos o modificados por el investigador, en los que los seres humanos se implican e interesan, evalúan y experimentan directamente (LeCompte, 1995). Ese ambiente natural, más que un escenario o telón de fondo, es un producto directo y cambiante de la interacción social (Dos Santos Filho, 1995).

    2.      Esa vida humana, como objeto de conocimiento, supone un componente objetivo (contexto natural) y otro subjetivo (significados atribuidos por los actores). Mas, lejos de tratarse de dos componentes diferentes, ambos se imbrican profundamente entre sí, al punto de no poderse separar ni siquiera para efectos metodológicos. El ser humano concreto viene a ser una síntesis de la sociedad (Ferrarotti, 1983). Esa sociedad (tradiciones, roles, valores, normas) es internalizada por el ser humano e integrada en estructuras de razonamiento, normas, valores, que todos asumen como algo connatural que se manifiesta en el comportamiento (Pérez Serrano, 1998).

    3.      La vida humana no es sólo lo que es ahora, sino lo que podría ser en el futuro, el proyecto, lo dado dándose (Zemelman, 1989; 1992). Los humanos, como seres hablantes, son constructores de mundos imaginarios y simbólicos, no sólo con lo actual, sino con lo virtual, lo posible (Ibáñez, cit. Por Valles, 1997). En este sentido, los sujetos pueden comprenderse como sujetos y autores (Dos Santos Filho, 1995).

    4.      La vida humana es lenguaje, en el sentido de que se articula a través del diálogo. Esto implica reconocimiento y aceptación del otro, una comunicación horizontal, en igualdad de condiciones. La realidad supone la interpretación que dan de los actores de los procesos sociales (Elliott, 1990), de modo que para desentrañar esa realidad hay que comprender en profundidad los grupos humanos desde sus actores (Goetz y LeCompte, 1988).

    5.      La vida humana es un proceso de transformación permanente, por medio de la acción negociada de los seres humanos. La realidad es socialmente construida por medio de definiciones individuales y colectivas de la situación (Taylor y Bogdan, 1990), articulándose bajo un sistema compartido de significados (Rusque, 1999).

    6.      La aceptación de la verdad como subjetiva y relativa, el reconocimiento de los cambios y la aceptación de la teoría del conflicto (Dos Santos Filho, 1995).

     

    El propósito de los métodos cualitativos como ciencia social

     

    Como se ha dicho, los métodos cualitativos constituyen, para sus cultores, una línea de desarrollo de las ciencias sociales. Estudian la naturaleza profunda de las realidades socio-culturales, sus estructuras dinámicas, lo que da razón de los humanos comportamientos y manifestaciones, buscando la comprensión holística, de una totalidad social dada (Martínez, 1999; Ferrarotti, 1993). La investigación cualitativa pretende, pues, comprender las complejas relaciones entre todo lo que existe (Stake, 1999).

    Ahora bien, la comprensión de la totalidad social implica una difícil síntesis entre cada colectivo social concreto y el singular universal, entre la perspectiva estructural y la histórica (Ferrarotti, 1983). Esa comprensión se desarrolla de manera gradual, a partir del estudio de los grupos concretos que existen en la sociedad. La comprensión profunda de esos grupos específicos ha de realizarse partiendo del mundo de la vida de los propios actores (Goetz y LeCompte, 1988), y desde ahí se generan y perfeccionan esquemas, constructos y desarrollos teóricos cada vez más amplios (Glasser y Strauss, 1967; Strauss y Corbin, 1998), que progresivamente irán dando cuenta de la complejidad de la sociedad como un todo.

    Mas, los métodos cualitativos no son concebidos únicamente como una búsqueda científica, en el sentido de acceder a las leyes generales de la sociedad, sino también como un proceso ávido de respuestas prácticas. Se pretende, a través de ellos, emprender un importante proceso de diagnóstico de situaciones específicas, y propuestas de marcos de acciones para el mejoramiento de las relaciones intergrupales que propicien el cambio social (Lewin, 1992). En otras palabras, se trata de llevar a cabo procesos para la comprensión profunda de problemas prácticos y el desarrollo de estrategias para mejorar la practica (Elliott, 1990).

    Por otra parte, los métodos cualitativos, según algunos autores, apuntan hacia un componente utópico, en el sentido de prefigurar formas ideales de organización y de acción social. Por ejemplo, la etnografía crítica, inspirada en Marx, se propone asumir un papel importante en el proyecto de construcción de nuevas formas de democracia social (Kincheloe y McLaren, 1994). Mientras, la investigación acción tiene como norte ennoblecer la naturaleza del trabajo, el conocimiento y el poder en la sociedad global (Kemmis, 1992).

    En síntesis, se puede afirmar que los métodos cualitativos intentan la comprensión de una totalidad social dada, mediante el estudio progresivo de grupos humanos específicos, con la intención de incidir en la vida práctica, en algunos casos en la búsqueda de formas de sociedad mejores.


    Naturaleza de los procedimientos de la investigación cualitativa:

     

    La investigación cualitativa desarrolla sus procedimientos atendiendo a los siguientes aspectos:

     

    1.      Extraen descripciones a partir de observaciones que adoptan la forma de entrevistas, narraciones, notas de campo, grabaciones, transcripciones de audio y vídeo cassettes, registros escritos de todo tipo, fotografías o películas y artefactos (LeCompte, 1995). Produce datos descriptivos, a partir de las propias palabras de las personas, habladas o escritas, y la conducta observable (Taylor y Bogdan, 1990).

    2.      Le interesa más lo real, que lo abstracto; lo global y concreto, más que lo disgregado y cuantificado (LeCompte, 1995).

    3.      El proceso es fundamentalmente inductivo, en el sentido de que va de los datos a la teorización, por medio de técnicas de codificación y categorización, empleando la lógica inclusiva, formal o dialéctica (Glasser y Strauss, 1967; Strauss y Corbin, 1994; Strauss y Corbin, 1998).

    4.      El investigador cumple a la vez los roles de observador y participante (Rusque, 1999).

    5.      El proceso es abierto y flexible, porque se mueve en la ambigüedad, en la incertidumbre (Strauss y Corbin, 1998).

    6.      Implica comprensión mediante la experiencia, la interpretación como método prevaleciente, el trato holístico de los fenómenos, la construcción de conocimientos (Stake, 1999).

     

    Breve descripción de los principales métodos cualitativos

     

    Los principales métodos cualitativos son: Investigación-acción, método etnográfico, método biográfico (Historias de Vida), Método comparativo continuo, evaluación iluminativa. Veámoslos mediante unas breves pinceladas:

     

    a)     Investigación acción: Se trata de una investigación que intenta promover que un colectivo social identifique problemas y busque las vías de solucionarlos, mediante procedimientos de acción sistemática y reflexión sostenida. Cultores de este método son: John Elliott, Shirley Grundy, W. Carr y Kemmis, etc.

    b)      Método biográfico, o historias de vida. Se refiere un camino sociológico, en el cual se interpreta uno o varios relatos de vida, para interpretar aspectos globales de la vida social, tales como movilidad social, inmigración, estructura de empleos, etc. Este método requiere de una doble hermenéutica, donde el entrevistado interpreta su vida, y el investigador interpreta esa interpretación. Representantes: Franco Ferrarotti, Daniel Bertoux, y en Venezuela, Víctor Córdova.

    c)      Evaluación iluminativa:Se trata de la aplicación de los métodos cualitativos en el contexto de la evaluación educativa. Los miembros de una institución educativa intentan comprender, desde las perspectivas personales, las profundidades de una situación. Desde allí, se planificará y desarrollará un conjunto de acciones compartidas, dirigidas a la solución de problemas específicos. (Sustentadores de esta corriente: Parlett y Hamilton).

    a)      Método comparativo continuo: Se trata de estudiar grupos humanos concretos, sobre cuyo comportamiento se generará una explicación razonable. Para ello, se hace un cuidadoso acopio de los datos, llevándolos cada vez más hacia una progresiva generalización, una elaboración teórica. Creadores de este camino: B. Glasser y A. Strauss.

    b)      Método etnográfico: Se trata de una descripción con profundidad de un grupo humano, con el fin de detectar estructuras que no se ven a simple vista. Para ello, se parte de la determinación de los puntos de vista de las personas involucradas con la situación y, a partir de allí, ir develando poco a poco las relaciones que subyacen a ese grupo humano. Representantes: J.P. Goetz y M.D. LeCompte, Alain Coulon.

     

    BIBLIOGRAFÍA

     

    Julio Valdez

    elandresa@hotmail.com

    Lic. En Educación, Universidad Nacional Experimental Simón Rodríguez

    Magíster en Andragogía. Universidad Eugenio María de Hostos, República Dominicana

    Estudiante del doctorado en Ciencias de la Educación de la UNESR

    Profesor adscrito al Decanato de Postgrado Universidad Nacional Experimental Simón Rodríguez

     

Por Episteme - 6 de Octubre, 2008, 19:43, Categoría: Investigación cualitativa
Enlace Permanente | Comentarios 5 | Referencias (0)
Etiquetas:



<<   Diciembre 2017    
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Antropogogía (Pedagogía/Teorías del Aprendizaje)
Aprendizaje significativo.com
Blogenado en Ciencias de la Educación
Centro de formación de Pedagogía Waldorf
Comunicación y Pedagogía digital
Cuadernos de Pedagogía
Desarrollo y aprendizaje: enfoques alternativos
Docencias y pedagogía
Encyclopaedia of Philosophy of Education
Epistemología del conocimiento escolar
Grandes pedagogos
III Congreso Iberoaméricano de Pedagogía 2008
Inteligencias múltiples
La teoría del aprendizaje significativo
Mapa conceptual de Aprendizaje significativo
Odiseo: Revista electrónica de pedagogía
Pedagogía
Pedagogía es
Pedagogía interactiva
Pedagogía: Comunidad Educativa
Pedagogía: El Prisma
Problemas actuales del constructivismo
Psicología genética (Jean Piaget y la escuela de Ginebra)
Revista de Pedagogía
Revista Educación y Pedagogía
Revista electrónica de investigación educativa
Revista española de Pedagogía
Revista Ibero-Americana de Educación
Sociedad Española de Pedagogía
Tendencias pedagógicas contemporáneas
Teoría del aprendizaje significativo de David Ausubel
Teorías del aprendizaje y psicología educacional
Teorías del aprendizaje y psicología educativa
Universidad Pedagógica Nacional
¿Qué es el constructivismo?

Aprendizaje y desarrollo
Aprendizaje y desarrollo social
Centro de desarrollo infanto juvenil
Cl@se.net
Educar Chile: El portal de educación

Didáctica / Metodología de la enseñanza y el aprendizaje
Aprendizaje combinado
Aprendizaje por trabajo cooperativo
Aura interactiva
Blackboard
CmapTools
Currículum
Curso de ayudas audiovisuales
Curso de didáctica
Descargas para software de mapas conceptuales
Didáctica
Dinámica de Grupos
Diseño de materiales educativos multimedia
Educ@tico
Educación y nuevas tecnologías
Educación: de la práctica a la teoría
Eduteka
El rol del docente
Enciclopedia virtual y organización escolar
Epistemology and learning (MIT Media Lab)
Evaluación
Evaluación educativa
Future Learning Group MIT Media Lab
Institute for Human and Machine Cognition
La tecnología educativa
Manual de Gestión de la Calidad Total a la Medida
Mapas mentales y Mapgenius(software)
Metodología y didáctica de la educación
MindGenius
Modelo para integrar las TIC al curriculo escolar
Software de Mapas conceptuales

Instituciones de Educación
EuducaTico. La Red del Saber Costarricense
Ministerio de Educación de Chile
Ministerio de Educación Pública de Costa Ric
UNESCO

Necesidades especiales
Manitas por autismo
Niños con Necesidades Educativas Especiales
Paso a paso. Discapacidad: información y orientación

Planificación y evaluación de programas y proyectos
Método FODA
Seguimiento y evaluación de proyectos

ZEnlaces
eGrupos
ZoomBlog

 

myspace visitors